Buscar
  • mateotrujillog

"La felicidad no es un golpe de suerte"

"...La felicidad es una decisión de nuestra cotidianidad humana. Es la opción que tomamos con cada pequeña elección que realizamos..."



Mateo Trujillo G.

09/09/2020


Esta fue la descripción que puso un gran amigo a la ráfaga de fotografías que inmortalizan su regreso al país, luego de una larga temporada de estudios en el exterior y volver a su natal Pitalito, Huila. Esta sentencia realmente me hizo reflexionar.


Partamos del hecho de que la felicidad -como tal- es tremendamente subjetiva. Puede ser una cosa para mí, tú la puedes sentir de otra manera y aquel otro la puede vivir completamente diferente y eso está bien. Debemos desmarcarnos, entonces, de una definición absoluta de la felicidad; esta no se determina, simplemente se siente.


Llama la atención, de igual forma, que hemos regresado sobre la felicidad para descubrir que en su modo más natural esta no se “encuentra”. La felicidad es, se siente, se vive. La felicidad no es un puerto al que se llega, sino la manera como se transita el camino, el sentimiento que nos acompaña en la ruta, es la forma en la que vivimos cada jornada de viaje.


Por todo lo anterior, y en definitiva, la felicidad no puede ser un golpe de suerte. La felicidad es una decisión de nuestra cotidianidad humana. Es la opción que tomamos con cada pequeña elección que realizamos.

Un poco más cerca a lo que es la felicidad, me surge entonces la pregunta ¿cómo se consigue?, si no se trata de un objetivo hacia el cual avanzar, si ni siquiera se puede palpar, ¿cómo se vive?


La mejor respuesta que he conseguido hasta ahora ha resultado ser la más sencilla y se basa en la propia honestidad. Ser sinceros con nosotros mismos, nuestros más profundos deseos y anhelos. Aprender a escuchar los designios de la mente y el corazón como los principales consejeros ante las constantes preguntas que nos plantea la vida. Entendiendo que cada pequeña respuesta que emitimos no necesariamente nos acerca o aleja de algún propósito, pero siempre nos hará ser, sentir o vivir de alguna u otra manera, con felicidad o sin ella.


También pensé, leyendo una y otra vez la afirmación de Diego, que hoy más que nunca optar conscientemente por la felicidad es complicado. La felicidad está velada. Nos encontramos envueltos en un mundo de espejismos, falsos júbilos, situaciones de satisfacción temporal que nos engañan, nos dan la sensación de estar viviendo con plenitud, vendiéndonos el concepto de libertad, ventura y dicha, en experiencias singulares. Estamos llenos de vitrinas de felicidad.


Tenemos la oportunidad de escapar permanentemente a la realidad, probar un rato de éxtasis, y regresar a nuestra cotidianidad desesperados por exponer el “júbilo” que vivimos, mientras pensamos en una nueva aventura, quizás, para escapar de la tragedia de nuestros días ordinarios. Vamos acumulando millas de satisfacción para regresar al mismo lugar, insatisfechos.

Cada vez soy más amante de vivir a tope, explorar, atreverse, dejarse llevar por el placer y aventurar. Pero cada día me convenzo más que el embeleso que consigo en esos momentos no garantizan mi felicidad.


Sincerémonos. Sin miedo y con certeza. Está en nosotros evaluar si realmente estamos siendo y viviendo felices. Ahí, cuando estemos solos, en medio del silencio, sin vivir nada “especial”, ahí se siente la verdadera plenitud cuando esta realmente nos acompaña desde el interior, cuando no es solo un adorno de nuestra fachada.


La felicidad auténtica, además, se nota, se ve, sobretodo en la mirada, en su profundidad podemos encontrar el brillo que nos indica si simplemente estamos viviendo un teatro de dicha o si, por el contrario, estamos siendo felices, con franqueza, desde la mente y el corazón.


Ser feliz no es tan complicado, simplemente hay que serlo de verdad.



Bienvenido a casa Shorty, nuestro país es un poco mejor desde que estás en él nuevamente.

Добро пожаловать домой Шорти, наша страна немного лучше с тех пор, как ты снова в ней. (Traducción de Google Translate)

Entradas Recientes

Ver todo
ContactO

© 2023