Buscar
  • mateotrujillog

FOCUS

"... El mundo del emprendimiento está regido, sobre todo, por la prueba de ensayo y error ..."


Mateo Trujillo G.

13/12/2020


Continuando con las píldoras para emprendedores, abordamos ahora un factor que podría ser catalogado como retrógrado y atemporal, sobre todo para nuestra desenfrenada época en la que pretendemos tragarnos el mundo de un solo mordisco. Sin embargo, puede determinar el éxito de un emprendimiento o el absoluto fracaso del emprendedor.


ENFOQUE


Pareciera comentario de abuelita ese de “el que mucho abarca, poco aprieta”. Sin embargo, hoy constituye uno de los principales pecados al momento de materializar ideas de negocio.


Motivados por el éxtasis de los nuevos comienzos y las ganas desbordantes que con estos aparecen, los emprendedores dejan volar toda su capacidad en procura de salir al mercado con una apuesta tan completa, tan diferencial y tan desarrollada, que no tenga competencia.


DESBORDADOS


Además de perseguir un deseo utópico con dicha intención, la pifia se termina de configurar al momento de expandir lo que empezó como un proyecto de producto o servicio puntual hacia diferentes apuestas cargadas de complejas características. Así, se disparan además el tiempo, los requerimientos y el costo de salida al mercado de la propuesta, echando mano únicamente de nuestro propio instinto y percepción como guías.


Existe un concepto —muy abordado en la teoría— que resume la necesidad de enfoque en los primeros pasos de un emprendimiento y es el Producto Mínimo Viable (MVP).


No es más que el modelo inicial de nuestra idea –sea producto o servicio— con las características mínimas para cumplir el propósito que perseguimos y ofrecer el valor agregado con el que pretendemos seducir a nuestros clientes.


Luego, ese MVP puesto a prueba en el mercado y según la retroalimentación del mismo, nos indicará cuáles son los desafíos que tendremos que solucionar para una nueva y mejorada versión, así como las características que el público valora más de nuestra oferta.

La voz del gentío nos ayuda a crecer.


PASO A PASO


Es como cuando damos una probadita de la comida que estamos preparando para recibir los comentarios de vuelta y terminar de sazonar. Nos resulta mucho más productivo que agregarle a la receta cuanto elemento nos parece bien, esperando que a los comensales les resulte igual de agradable que a nosotros.


Probablemente no será así, puede que al final a los demás no les apetezca lo que a nosotros nos deslumbró, pero además en ese escenario nos quedamos sin mucha opción de corrección, sin posibilidad de crecimiento, al desconocer cuál fue la característica —de todas las que propusimos— que dejó de llenar sus expectativas.


El mundo del emprendimiento está regido, sobre todo, por la prueba de ensayo y error. Un proceso que debe ser tan consciente y monitoreado, que nos permita gestionar los recursos con los que contamos para ir adaptando nuestra oferta a las respuestas que el mercado entrega ante cada propuesta que le ponemos por delante.


Es tiempo de desmarcarnos de esa “construcción de un imperio” que hoy se nos vende como un resultado de la noche a la mañana.


Es momento de soltar la credulidad, olvidar nuestra bella inocencia y aceptar que la consecución de resultados buenos, sostenibles, requiere procesos concienzudos, graduales, medidos y refinados.


Con enfoque y fundamento.

Entradas Recientes

Ver todo
ContactO

© 2023